Inseguridad cambia la vida en colonias

Inseguridad cambia la vida en colonias

TENDENCIAS:

Inseguridad cambia la vida en colonias

Inseguridad cambia la vida en colonias
Por: |
HERMOSILLO, Sonora(GH)
El avance de la inseguridad ha cambiado la vida de algunas colonias de Hermosillo, donde se observa el incremento de delitos, generado por el acceso fácil a las drogas y otros factores.

Colonias como El Sahuaro, Centenario y Centro, así como la Comisaría Miguel Alemán, son una muestra de la evolución que presenta el problema.

Por la incapacidad de las policías de contener los delitos, principalmente los robos, vecinos de diferentes colonias se han organizado para vigilar especialmente por las noches.

Residentes de Paseo San Ángel, Los Arroyos, Las Quintas, Residencial de Anza, Las Lomas y Pimentel, entre otras, han detenido a delincuentes, tomando justicia por su propia mano, incluso golpeando a quienes consideran ladrón.

La situación en la capital del Estado se complicó cuando aparecieron los llamados “macheteros”, quienes armados con armas blancas cometían asalto y otro tipo de delitos.

A últimas fechas policías municipales y de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) han utilizado su arma de cargo, cuando afirman han visto en peligro su integridad al enfrentarse a “macheteros”, y algunos han caído abatidos.

FENÓMENO COMPLEJO

Para Germán Palafox Moyers, presidente del Observatorio Ciudadano de Convivencia y Seguridad de Sonora, la violencia y la inseguridad son fenómenos complejos y difíciles de abordar porque tienen diferentes causas.

“El primer factor tiene que ver con la parte económica, comienza con la pobreza, aunque no se haya demostrado que (entre) más pobres más violencia, pero sí es un detonador”, refiere.

El doctor en economía asegura que este fenómeno aumentó en los últimos 20 años en forma impresionante, al pasar de 26 millones a 54 millones de pobres.

“Las condiciones precarias de infraestructura es la otra dimensión económica y la poca generación de empleos y la precarización de los mismos”, dijo, “entonces esa primera dimensión económica indudablemente que le pega muchísimo al incremento y detonación de la violencia”.

Palafox Moyers detalla que el otro detonante de la violencia tiene que ver con la violencia intrafamiliar, que es la más fuerte a nivel nacional y que si no se frena generará otras violencias.

El investigador de la Universidad de Sonora explicó lo que sería el tercer factor que incrementa la violencia y que tiene que ver con la parte social:

“Todavía no tenemos en Hermosillo bandas, tenemos grupos de jóvenes, pero si se llegan a conformar bandas como las que hay en Tijuana, como las que hay en la Ciudad de México, se nos va a multiplicar la violencia”, afirmó.

El maestro se refirió también al consumo de droga como detonante fuerte de la violencia, misma que actualmente está más a la mano porque antes el Estado nada más era de paso y ahora el estupefaciente se queda.

“Éramos como un puente y hoy se está quedando la droga para el consumo de los jóvenes y es la droga más desestabilizadora y que te hace adicto cuando utilizas el ‘crack’, el ‘foco’”.

Pero no nada más es la droga, dijo, también el alcohol que igual es de fácil acceso.

FACTOR MÁS FUERTE

El otro factor es institucional y “pega” muy fuerte, asevera, cuando la sociedad ve que los gobernadores o la institución son los que aprovechan los recursos públicos, lo que genera mucha violencia porque desestabiliza a la comunidad.

En relación a los hechos, el sociólogo Felipe Mora Arellano explicó que da la impresión de que el llamado cuerpo social está dando muestras y expresiones de que se está descomponiendo.

“Pero estos hechos no son más que expresiones de lo ya se dio o se está dando, o acumulando como un proceso”, citó, “entonces explota o se manifiesta o se revela a través de estas cuestiones”.

ÚLTIMAS ACCIONES

La última reacción de las autoridades municipales y estatales en Hermosillo fue la puesta en marcha de cuadrantes operativos, implementados en colonias conflictivas y en donde participaban el Ejército, la AMIC, la Policía Estatal de Seguridad Pública y la Policía Municipal.

Se fusionaron los programas Hermosillo Seguro del Ayuntamiento y Escudo Ciudadano del Gobierno estatal para ampliar la atención en 60 colonias para prevenir la violencia y la conducta delictiva.

Con rumbo

Tras reconocer que en el tema de seguridad hay mucho que hacer, Jorge Suilo Orozco, comisario general de la Policía Municipal, afirmó que la corporación sí tiene rumbo y va por el camino correcto.

“Yo lo he dicho, en el tema de seguridad hay mucho que hacer sin duda, pero tenemos un camino, vamos por el camino correcto, hay estrategia, hay rumbo y eso ha arrojado números”, externó.

El jefe policiaco puso como ejemplo la reducción en la cifra de homicidios que se dio en enero pasado, en comparación con el mismo mes de 2017.

Expertos en seguridad entrevistados por EL IMPARCIAL señalan que desde hace dos décadas Hermosillo enfrenta una pérdida de seguridad, con delitos cada vez más violentos y sin estrategias efectivas para prevenir y contener a la delincuencia.

Suilo Orozco coincidió con lo que declaró Germán Palafox quien criticó que la falta de seguimiento de las políticas de seguridad.

“Ahora lo que dice Germán Palafox yo puedo darle crédito a él porque las políticas de seguridad pública se reinventa cada seis años”, dijo, “aquí es importante decir que más que reinventarse, los últimos seis años no hubo política ni a corto, ni a mediano ni a largo plazo”.

Habla de que heredaron una corporación abandonada con 28 patrullas y pocos elementos y que ahora tienen 191 unidades y la plantilla completa.

Sobre el incremento de la violencia en algunos delitos, el jefe de la Policía atribuyó dicha situación al crecimiento población de los últimos años, pues en los últimos 20 años Hermosillo ha crecido al triple más o menos.

“El incremento poblacional en el Municipio influye de alguna manera en la seguridad pública”, refiere.

El otro factor es la presencia del “crystal” en las personas que cometen el delito, quienes pierden el miedo y absolutamente todo, por lo que se ponen un poco más violentos.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados